Get resources for school support in the wake of violence.

Learn More

Families & Communities

Detengan el Carrusel

¡Detengan el Carrusel! ¡Qué No Se Caiga Ningún Niño!
Los Padres de Familia Como Consumidores de los Mandatos de la Reforma Escolar que Apoya la Igualdad

por Aurelio M. Montemayor, M.Ed.

Families and community members can assure the effective governance of a school. But they have to leave the confines of a narrow parent involvement hallway that ushers families into volunteering and corrals them to be a free labor pool mostly for fundraising and chaperoning.

Look from the vantage point of a birds-eye view of an imaginary "Good School Festival" with parents streaming to game booths and rides. Families observe their children’s joy in participating while assuring other children are likewise. If popular rides have long lines, they ask the manager to open more rides. If some look dangerous, the parents make sure the children are protected. If any child gets hurt, or some children are sitting on the side with sad or bored expressions, or some are even sneaking out because nothing interests them, families make sure their needs are addressed. After all, this is a festival for everyone, a carnival of bright ideas, exciting learning and with many excellent options for all children. And no parent needs to hire the festival workers, manage a ride, run a booth, sell tickets, make snacks or clean up the grounds at night.

El Gobierno Escolar es…

El gobierno escolar efectivo es la capacidad que tienen los administradores de proveer una excelente educación para todos los alumnos, junto con la elaboración de políticas y el apoyo pro-activo de una mesa directiva para garantizar que cada alumno se gradue.

El marco, Quality Schools Action Framework, elaborado por la Dra. María "Cuca" Robledo Montecel, directora ejecutiva de IDRA, nos enseña cómo fortalecer la educación pública para todos los alumnos. Los dos fundamentos del sistema escolar son: distribución justa de fondos y eficacia de gobierno. Los cuatro indicadores son: participación de los padres de familia y de la comunidad, participación de los alumnos, calidad de la ecuación, y calidad de y acceso al programa académico.

Las Familias y el Gobierno Escolar

Este artículo conecta los puntos entre el fundamento básico del sistema escolar de eficacia de gobierno con la participación de los padres de familia* y de la comunidad. La idea no es que todos los padres de familia se conviertan en administradores y miembros de la mesa directiva, sino que sean protectores siempre vigilantes de sus hijos. Así que, como en la primera analogía, muchos niños sí peligran caerse por el carrusel de una enseñanza inadecuada o inapropiada, la retención en el mismo año escolar, exclusión de programa académico y clases de alta calidad, o el no participar y el aislamiento. Cuando los padres influyen en el gobierno, pueden ayudar a que el proceso sea seguro.

* La palabra ‘padres’ se refiere a los/las personas que son legal y moralmente responsables de la atención, cuidado y crianza de la estudiante.

Visualice las áreas de participación en el gobierno como círculos concéntricos, con el círculo central representando a la escuela a la que asisten los niños de la familia (vea la gráfica a la derecha).

En una escuela típica, unos cuantos padres participan en el comité de toma-de-decisiones basado en la escuela (SBDM por sus siglas en inglés). Los planes para mejorar la escuela de los comités SBDM son importantes herramientas para guiar y regir el mejoramiento de una escuela. Reiteran los programas llamados ‘Quality Circle’ del sector privado hace varias décadas.

Los ‘Quality Circles’ eran enfoques del sector privado para recibir la participación de los trabajadores, notable en el mundo del comercio como un importante factor en una producción superior de las plantas y fábricas japonesas, que se importaron al mundo comercial estadounidense y luego se presentaron como algo especial para un enfoque efectivo para la educación pública.

Aunque la idea tiene mérito y algo de valor organizativo, pudiera ser una forma egoísta en que los adultos en el círculo se enfoquen en lo que quieren los educadores y no necesariamente en lo que necesitan los niños.

Una participación energética de parte de los padres de familia puede ayudar a recordarle a la escuela, que mejorar a la escuela significa que los niños aprenderán rápida y felizmente, y estarán bien preparados para la universidad y para las oportunidades que se presenten. El niño es el enfoque real y el padre puede ser su defensor más fuerte. Se puede apoyar a los padres a que hablen por esas familias que más necesitan compasión y que se les escuche.

Gobierno Favorable a la Familia y Responsabilidad Iniciada por las Familias

El círculo al nivel de escuela (Level Circle), en el círculo central de nuestro diagrama, o las personas que rigen a una escuela hacen bien con solicitar comentarios, preguntas y participación de las familias de los niños a quienes sirven. Las medidas de satisfacción del cliente en el sector privado, son un ejemplo de las herramientas en esta área que pudieran adaptarse efectivamente para tratar a las familias.

Las familias pueden investigar qué cosas están pasando en la escuela que apoyan al aprendizaje y desarrollo de los alumnos, y qué cosas están pasando en la escuela que evitan el aprendizaje y el desarrollo de los alumnos.

El campo de fuerzas es una buena herramienta cualitativa que puede ayudarles a los padres de familia a hablar sobre cuestiones críticas del gobierno escolar. La información que se reúne en este análisis de campo de fuerzas provee información que los padres líderes y representantes, así como el personal de la escuela, pueden utilizar para descubrir el por qué del sub-desempeño de los alumnos causado dentro de la escuela, en lugar de simplemente culpar a los alumnos y a sus familias.

El círculo ‘Feeder-Pattern’. El siguiente círculo del centro es el área llamada ‘feeder patern’, en la que los padres de familia a nivel de primaria, secundaria y preparatoria revisan su patrón particular como un conducto por el cual los niños pueden fluir fácilmente y exitosamente al punto más alto de salida del sistema. Los padres pueden comunicarse a través de las escuelas para enterarse si hay grietas u hoyos en el conducto, por los cuales las escuelas puedan estar perdiendo niños extraordinarios. Los padres de familia pueden preguntarles a los administradores de las escuelas, áreas y oficinas centrales, cuáles políticas y acciones existen para asegurarse que el conducto no tenga estas fugas.

Un buen ejemplo aquí son las matemáticas. Es común oír las quejas de los maestros de álgebra en la preparatoria que sus alumnos llegan mal preparados para las matemáticas a ese nivel. Una rápida encuesta de maestros de matemáticas en la secundaria usualmente resulta en acusaciones de culpabilidad hacia los maestros de la primaria por este problema. En muchas escuelas primarias, puede encontrar dos grupos: los maestros que sienten que ellos mismos nunca fueron buenos para las matemáticas, y los que dicen que la mayoría de los niños simplemente no tiene la capacidad para entender los conceptos pre-algebraicos. "¡Sus cerebritos simplemente no captan esos conceptos abstractos!"

Estas dos opiniones comunes de los maestros (que los padres pudieran descubrir fácilmente haciendo unas cuantas entrevistas con los alumnos y los maestros) proveen una rica oportunidad para retar al sistema de gobierno para producir resultados positivos.

Las familias-como- responsables del gobierno pudieran preguntar:

  • ¿Me pueden mostrar el plan para enseñarles a los maestros de primaria a dominar las matemáticas?
  • ¿De que manera está atrayendo a los maestros que saben matemáticas, les encanta enseñarlas y saben como hacerlo con todos los alumnos?
  • ¿Cómo van a hacer el cambio los maestros de matemáticas de una o dos formas tradicionales de enseñar el material que garantizan que la mayoría de los alumnos no aprendan, a una gama dinámica de enfoques que asegurarán que todos los alumnos captarán y aplicarán los principios de las matemáticas avanzadas.

Así que, el gobierno tiene que contestar preguntas sobre:

  • ¿Las credenciales del personal y los maestros?
  • ¿El desarrollo profesional de los que ya están enseñando?
  • Los procesos para monitorear y vigilar en los puntos críticos de transición, y
  • Cómo las escuelas están demostrando que, de hecho, todos los alumnos pueden aprender matemáticas.

Círculo al nivel del Distrito (Distict Level): El tercer círculo es donde las familias y la comunidad revisan las políticas distritales que ayudan o perjudican el éxito académico de todos los alumnos. Esto es lo opuesto al coro mítico de padres quejándose y pidiendo promoción social, retención en el mismo año y cualquier otro modelo de déficit institucional enraizado en las bajas expectativas y la desesperación de los niños de las comunidades de recientes inmigrantes, minorías, trabajadoras y pobres.

Por otro lado, este artículo no está promoviendo acciones de confrontación de padres descontentos, en reuniones públicas de mesas directivas. Existen muchas maneras creativas y productivas de ayudarles a los distritos escolares a, por un lado, desarrollar políticas sanas que retienen a los alumnos en la escuela y los animan a aprender, y por otro lado, eliminar reglas dañinas y de castigo que sólo sirven para aislar, desanimar y finalmente botar a muchos alumnos a los que no estamos sirviendo bien. (La investigación de IDRA ha determinado que entre los años escolares de 1985-86 y 2005-06, nuestras escuelas públicas han perdido a más de 2.5 millones de alumnos, a un costo para el estado de Texas de aproximadamente $730.1 mil millones de dólares en ingresos no obtenidos, contribuciones fiscales perdidas, y costos incrementados de capacitación de empleo, servicios sociales, desempleo y justicia criminal.)

Los padres de familia que trabajan con los que toman las decisiones y los oficiales elegidos pueden proveer una perspectiva poderosa y rigurosa que revela y extiende los puntos positivos de las escuelas y de la comunidad, y al mismo tiempo remueve lo que es contraproducente, dañino y no se presta al logro y el éxito académico de los alumnos.

Los padres no tienen que entender los detalles de las políticas y los reglamentos escolares. Pueden evaluar el impacto general en los alumnos y dejárselo a los educadores, oradores y legalistas el elaborar un gobierno benigno y benéfico para todos los alumnos.

IDRA ha estado elaborando un Modelo de Liderazgo de Padres de Familia, Parent Leadership Model (vea bilingual description) que se enfoca en valorar al padre y en un enfoque colaborativo de liderazgo de personas similares. Cientos de padres de familia en Texas han participado en varias versiones del modelo que paralela al concepto que todos los niños pueden aprender reconociendo que todos los padres quieren que sus hijos aprendan y sean exitosos en la escuela.

Existen otros organismos que están logrando una excelente obra muy actualizada. El Centro de Liderazgo de Padres en el Comité Pritchard (http://www.cipl.org) que se formó en Kentucky es uno de ellos. Otro es el PIQUE (Parent Institute for Quality Education) (www.pique.org), que se originó en California.

Además de elegir miembros de la mesa directiva, los padres de familia, las familias y las comunidades tienen muchas opciones para indagar, preguntar, examinar e informar en cuanto a las decisiones principales que toman las escuelas, especialmente si existen señales claras de que, si los niños van a tener éxito, las escuelas tienen que cambiar.

Recursos

Cortez, J.D. “ Texas School Holding Power (Past, Present and Future),” IDRA Newsletter ( San Antonio
,
Texas
: Intercultural Development Research Association, Octubre 2006).

Cotton, K., and K.R. Wikelund. “#6 Parent Involvement in Education,” Research You Can Use Close-Up ( Portland
,
Oregon
: Northwest Regional Educational Laboratory, 2001) http://www.nwrel.org/scpd/sirs/3/cu6.html.

Johnson, R.L. “ Texas Public School Attrition Study 2005-06 Gap Continues to Grow,” IDRA Newsletter ( San Antonio
,
Texas
: Intercultural Development Research Association, Octubre 2006).

This is a translation of the article entitled: "Stop the Merry-go-Round, Children Might Fall Off! – Parents as Stewards of Governance for School Reform that Supports Educational Equity," by Aurelio M. Montemayor, IDRA Newsletter (San Antonio, Texas: Intercultural Development Research Association, June-July 2007).

Share